El edificio va ocupando la parcela, creando llenos y vacíos. Son los patios (los vacíos) los elementos que generan la distribución de los espacios construidos (los llenos). estos patios permiten la iluminación y ventilación de los espacios interiores, evitando la necesidad de abrir estos espacios a la vía pública. El objetivo principal del edificio es permitir unos espacios interiores luminosos, ventilados, con un jardín al que abrirse y del que apropiarse.