Se parte una vivienda unifamiliar tipo personalizada por el cliente. Teniendo en cuenta los condicionantes existentes, se plantea una vivienda organizada espacialmente según principios de funcionalidad. De una sección de tres niveles, se organizas las funciones según condiciones de privacidad y convivencia. En planta sótano se proyecta bajo petición de cliente un gran espacio para el estacionamiento de vehículos, un cuarto insonorizado para música, un trastero y un cuarto de instalaciones donde se albergan entre otras las de depuración y mantenimiento de la piscina. Además en esta planta se ubica un cuarto de invitados, con baño y vestidor de acceso directo al jardín.

Se crea un espacio público prácticamente diáfano en planta baja junto a algunas dependencias que acogen los usos de mantenimiento y almacenaje, tareas ligadas al horario diurno. Por contraposición se plantea la planta alta como zona de noche y recogimiento, disponiendo la zona de habitaciones todas ellas ligadas a un espacio exterior a través de grandes cristaleras desde las que se disfruta de las vistas existentes.