HISTÓRICO Y CONTEMPORÁNEO

SITUADA EN LA CALLE GOMIS No 3 DE LA LOCALIDAD DE ONTINYENT, CENTRO EMBLEMÁTICO DE LA CIUDAD, ERA UNA ANTIGUA CASA DE LA BURGUESÍA DE LA POBLACIÓN. CONSTA DE UNA SUPERFICIE DE 908 M2. DE PARCELA. EN ESTE PROYECTO SE MANTUVO LA FACHADA PRINCIPAL DE LA CASA PARA MANTENER EL ENCANTO TÍPICO DE LAS VIVIENDAS DEL ENTORNO, CREANDO UNA FACHADA TRASERA DONDE LAS LÍNEAS RECTAS Y LOS COLORES BLANCOS, TRANSMITEN LUMINOSIDAD PERMITIENDO ENCONTRARNOS CON ESPACIOS LIMPIOS Y ABIERTOS.

CLIENTE CAJA DE AHORROS Y MONTE DE PIEDAD DE ONTINYENT
AÑO CONSTRUCCIÓN 2008
ARQUITECTO J. RAMÓN ESTEVE CAMBRA
SUPERFICIE 1.500 M2
SITUACIÓN ONTINYENT (VALENCIA)

La parcela donde se ubica el presente proyecto pertenece a la Casa de Llorens, situada en el mismo corazón de la ciudad de Ontinyent. Esta zona se caracteriza por ser el centro comercial, bancario y social propiciado por la consolidación del ensanche del S. XVIII.

El hecho de emplazar el Centre Cultural en un emplazamiento histórico, revitalizando una de las últimas casas señoriales de la Calle Mayor, es un ejemplo de la actitud orgullo de Caixa Ontinyent hacia el patrimonio de la ciudad. Además de recuperar y revitalizar el patrimonio local, se dinamiza una de las vías principales de acceso al casco antiguo.

El proyecto consta de dos grandes volúmenes maclados que vuelcan a un patio privado ajardinado y a través de él, hacia el río Clariano. El acceso principal al edificio se produce por la fachada protegida de la Casa Llorens y a través de una altura controlada se da paso a un gran hall con dobles y triples alturas libres, al que vuelcan todas las estancias. Es un hall multifuncional, actúa como zona de recepción, foyer del salón de actos y al mismo tiempo como sala multiusos para exposiciones y representaciones. Desde el mismo se tienen diferentes vistas cruzadas con las distintas partes del edificio como la cafetería, oficinas, sala de consejo, sala de exposiciones, salón de actos… creando un vínculo visual entre ellas pero manteniendo su independencia funcional.

El edificio tiene por tanto dos alzados significativos, uno histórico y vinculado a la memoria de todos los ciudadanos que han transitado por la calle Mayor durante años, y otro contemporáneo que mira a esa vertiente verde y actual con el río Clariano como protagonista.